MI MÉTODO DE INVERSIÓN

"Una forma de invertir que pretenda ser seria (y la mía lo es) debe basarse en 3 conceptos claros y básicos que hay que asimilar y dominar"

Pretensiones realistas

La mayoría de personas que entran en este negocio del trading, lo suelen hacer con 2 detalles típicos, por un lado vienen con una enorme carga de información equivocada y por otro lado, se sienten muy atraídas por el enorme potencial de ganar dinero que hay en las inversiones bursátiles.

Seamos conscientes de que se puede ganar dinero mediante el trading pero sabiendo cual es su potencial real, sabiendo los requisitos necesarios y sabiendo el trabajo que nos llevará conseguirlo. En base a esto, lo primero es limpiar los muchos conceptos erróneos que el nuevo inversor trae, para luego empezar con ideas claras y ante todo realistas.

Desde el inicio hay que utilizar la lógica y no dejarnos llevar por la enorme cantidad de información engañosa que circula sobre todo por internet. Te anticipo que ser un trader rentable ni es rápido ni fácil ni barato.

Control absoluto de la operativa

Un inversor de éxito debe tener en todo momento el control absoluto de todo lo que hace. Si este factor falla será imposible tener autocontrol mental y en consecuencia no habrá resultados positivos. La mayoría de inversores que fracasan en el trading tienen esta carencia.

El trader se dará cuenta de que domina siempre la situación y de que su mente trabaja como debe si cuando se enfrenta a un gráfico siempre tiene estos 3 pensamientos:

• No importa lo que haga el precio porque yo tengo el control.

• Es imposible “sufrir” ante un gráfico porque yo tengo el control.

• No importa tener una secuencia de operaciones perdedoras porque yo tengo el control.

Tener el autocontrol absoluto implica también que cada persona comience por decidir de forma adecuada conceptos iniciales como:

• Decisión de tipo de operador correcto que debo ser.

• Método de análisis correcto que debo usar.

• Gestión estricta en protección que debo tener.

• Gestión en beneficio correcto que debo realizar.

Para tomar estas decisiones de forma correcta, el operador no puede basarse en las expresiones “yo quiero” o “me gusta”, estas expresiones no hay que utilizarlas nunca en trading. Siempre se deben tomar decisiones usando “puedo ser o hacer” o “me conviene ser o hacer”.

Un operador es posible “que quiera” trabajar en temporalidades cortas pero quizás no sea lo que más le conviene por sus circunstancias o forma de ser. A un operador le puede “gustar” trabajar con ciertos activos y quizás tampoco sea conveniente para él.

En definitiva, todos los operadores serán distintos aunque utilicen la misma forma de análisis y encontrar el equilibrio correcto a cada persona es vital para sentar nuestro autocontrol futuro.

Análisis, entrada y salida del mercado

Tengo clarísimo que no podemos analizar un activo sin tener en mente que este negocio lo manejan unos pocos, los poderosos, los que realmente lo han fabricado para enriquecerse.

Esto nos lleva a la necesidad de tener una forma de análisis que intente localizar sus acciones sin olvidar en ningún momento que tratarán de coger nuestro dinero mediante una manipulación constante de los precios de todos los activos, llevándolos arriba o abajo según sus intereses.

Mi forma de trabajar en un gráfico parte de estos pensamientos, por tanto, mi método de análisis intenta localizar las posibles zonas de actuación de los que mandan, para que una vez llevan el precio a ellas observar sus movimientos de manipulación y poder coger el origen de los movimientos que sin duda siempre provocan. Son ellos, “los tiburones” los que deciden hasta donde llega un impulso o un retroceso.

Sin duda, serán zonas donde la masa de pequeños inversores estará trabajando y se aprovecharán de que la mayoría de ellos actuarán de la misma forma. Decidida la zona donde trabajaré y si veo síntomas de manipulación entraremos a mercado sabiendo que el resultado de cada inversión no está en nuestras manos, pero sabiendo también que tendremos pautas constantes de observación que nos irán indicando sobre su posible resultado.

Para localizar nuestras zonas de trabajo, así como para detectar las posibles manipulaciones, tan sólo nos serviremos de la herramienta Fibonacci, nada más, pero usándola de una forma totalmente distinta a lo habitual.

Iniciada nuestra operación y ya en manos del mercado, sólo queda hacer una gestión perfecta, la esencia del buen trader. Gestión en protección y gestión en beneficio marcarán la diferencia del trader ganador y perdedor.

No pretendo ganar un % muy elevado de mis inversiones ya que pretenderlo no es realista, pero sí es perfectamente factible que dejando correr beneficios, cuando el precio nos da la razón, podamos tener un resultado final con buenos números a nuestro favor.

Si sabemos que el mercado está manipulado, si sabemos que lo hacen en zonas y si sabemos que la buena gestión es imprescindible, tan sólo queda el paso más difícil. Ser disciplinado cada día de operativa y en cada operación, tener constancia y dedicación y entender que la práctica suficiente es la que hará posible que podamos asimilar y dominar todos estos conceptos.

Nuestro primer objetivo siempre será proteger nuestra inversión. Podemos equivocarnos en mil cosas relativas al análisis y ejecución de operaciones, pero en lo que nunca podemos fallar es en la gestión, por tanto es decisiva.

Por último, no escojas un método de análisis y ejecución por ser sencillo o fácil de aplicar (si lo es mejor). Ante todo busca que sea una forma de trabajo productiva y la práctica hará que cada día te sea más cómoda de aplicar.

APRENDER CON UN MÉTODO PROPIO Y DIFERENTE